Airbag como uno de los mejores conciertos de nuestro año…

Ya sabíamos que algo así pasaría… porque cuando en un mismo lugar se celebra el 25 aniversario de I Wanna Management y los 40 años de la sala El Sol, ya sabes que la noche va a ser intensa. Y así fue, porque el evento era lo suficientemente importante como para que llegaran los Airbag e hicieran saltar todo por los aires.

La banda malagueña venía de llenar La Riviera y de vender las entradas para el concierto del pasado sábado en menos de dos horas y con esto nos hacían pasar una de las mejores noches musicales de nuestra vida. Y es que ellos saltan al escenario, tocan los primeros acordes y abajo ya está montada la más grande.

¡¡Qué divertido, qué buen rollo, qué buena noche nos hicieron pasar!!

Entrábamos a la sala sobre las 21:30 pero hasta una hora más tarde no empezaría el concierto. Lo bueno es que esta espera se hizo mucho más amena teniendo a Diego RJ (El Sotano de Radio 3) & Pablo de la Cruz a los platos, pinchando unos temas previos al conciertazo que íbamos a vivir después.

Con ocho largos en el mercado y otros tantos Ep´s cuentan con una trayectoria lo suficientemente larga y completa como para entregarle a su público un directo de lo más completos. Por ello, hicieron un setlist de más de veinte temas con los que no bajaron la guardia ni un solo momento.

En la casi hora y media sonaron temas de todos sus trabajos anteriores como “Coleccionista de discos”, “Marcas en la hierba”,  “Big Acuarium”, “Veintidós”, “La ola perfecta”, “La cueva de los ojos de Beatriz”, “Películas de miedo”, “Comics y posters”, “Territorio Dagger” o “Chica nueva”, entre otras.

‘Cementerio Indie’, su último disco, también tuvo gran peso en el concierto, interpretando “Memoriax 500”, “Elena & Mike”, “Phantasma” o el “Centro del Mundo”.

Con todo esto, ya os podéis hacer una idea del hervidero que había allí montado. Gente subiendo al escenario, gente tirándose de él, gente volando por los aires y ellos, sin parar el ritmo ni un minuto. Creo que es el concierto donde más crowd surfing he visto, no había canción en la que no hubiese alguien recorriendo la sala en volandas. Una auténtica locura que nos hizo conectar desde el minuto uno con la banda. 

También es de agradecer que tanto la sala como el grupo pusieran tan fácil que la gente se divirtiera tanto sin cortar la fiesta y el subidón en ningún momento.

Uno de los momentos más potentes de la noche tuvo como protagonista a Joaquín de Los Nikis, que dejó por un momento la cámara con la que buscaba inmortalizar los mejores momentos de la noche, para aparecer junto a Airbag e interpretar su “Hormigonera asesina”.

El concierto llegaba a su fin con la invasión absoluta del escenario y sin saber si antes de que la mitad de la sala subiera a cantar, saltar y bailar con ellos, quedaba alguna canción más que interpretar.

Lo que os decía antes, el sábado se juntaron muchos buenos factores, por lo que la noche no podía salir más que redonda. Airbag con más de veinte años de canciones y éxitos a sus espaldas cuenta con una legión de fans de lo más fieles que hayamos visto. Gente que lleva detrás de ellos durante años y que viven cada concierto con la misma intensidad.

Y esto es tan importante… porque toda la potencia, la energía y la profesionalidad que tiene el grupo se complementa a la perfección con las ganas y la emoción que el público les devuelve en cada directo. De ahí la cara de felicidad de todos y todas las que llenaron la sala y la complicidad y compenetración absoluta entre ambas partes.

Después de todo esto y de lo vivido el sábado solo nos queda esperar a que Airbag vuelva a sacar fecha y volver a disfrutar mucho más de ellos.

Texto: Miriam Notario.

Foto: Daniel Forés.