Bacon Radars Vs. Marilians

Escuchar “Keep the lights off”

Empezamos la entrevista con la mítica pregunta de… ¿quiénes sois Bacon Radars y a qué suena lo que hacéis?

Somos 5 humanos de Menorca y Barcelona y tocamos Garaje Balear. Lo que vendría a ser una mezcla de garage e indie-rock de los 00s, con la contundencia del primero y el frescor del segundo.

Así, nos llegaba, hace unos días, vuestro primer LP, “Keep the Lights Off”, un disco autoproducido que ha visto la luz en uno de los momentos más difíciles para la música. ¿Cómo ha sido este último año para vosotros, ha influido esta situación a la hora de dar vida al disco?

Decidimos que íbamos a hacer un disco en otoño de 2019 más o menos, y ya desde el principio nos comprometimos a que lo terminaríamos pasara lo que pasara… por que una vez nos metemos a hacer algo, lo terminamos. Obviamente toda esta situación no ha hecho más que poner el camino más difícil (tener que parar sesiones de ensayo y preproducción, posponer fechas de grabación, incertidumbres en la planificación del lanzamiento…), pero en realidad como ya contamos con el trabajo extra y complicaciones de la autogestión, y la determinación ya la teníamos desde el principio, ha sido otra más entre las muchas trabas y dificultades del proceso. Eso sí, debemos dar muchas gracias a mucha gente que nos ha ayudado en el proceso, porque aunque a veces parece que el autogestionarse implique que todo se lo hace uno mismo, siempre hay que buscar a gente que sepa más para que todo salga como debe y te eche una mano.

Con todo esto, contadnos, ¿cómo ha sido ese proceso de creación y darle forma al que se ha convertido en el primer largo de la banda?

Empezó a tomar forma un fin de semana que nos encerramos en una casa de campo del Berguedà, donde entre las canciones que empezamos allí mismo y algunas que ya teníamos, decidimos cuáles iban a ser susceptibles de formar parte del disco. A partir de aquí contamos con Alberto Pérez de Sol de Sants, quién nos ayudó en las sesiones de preproducción a darle forma a cada una de ellas. Ha sido la primera vez que hemos trabajado con productor, y la verdad es que ha sido una buena experiencia porqué queríamos tener una visión externa y distinta para quitarnos de vicios (musicales) e idas de olla, pero sin perder nuestra personalidad.

Nueve temas son los que le dan forma a “Keep the Lights Off”, ¿cómo es el proceso de composición en Bacon Radars?

Normalmente son Lluís y Guillem quien traen una idea más o menos estructurada sobre la que trabajar y a partir de aquí entre todos se va construyendo toda la base de bajo y batería que sujeta la canción y Roger se mete más en letras y melodías. Aún así siempre hay canciones que salen directamente, como “Troublemaker”, que salió casi del tirón, o “A Thousand Million Copies”, cuya parte inicial también salió de primeras en el retiro que hicimos aunque para terminar la canción tuvimos que trabajarla bastante más.

Desde los primeros adelantos que conocimos del disco, “Troublemaker” y “Lost in town”, ya sabíamos que la caña y el buen rollo iban a estar asegurados en este disco, ¿pero qué buscabais vosotros transmitir con él a la gente que lo escuchara?

Nuestro principal objetivo era agrupar todo lo que es Bacon Radars, la energía y las sensaciones del directo en un disco. Pero a parte de esto, queríamos transmitir el momento personal en el que estamos y en el que se encuentra la gente que nos rodea. Una época de la vida en que el ocio y el placer se convierte en algo para dejar atrás la rutina del día a día y reencontrarte con la esencia. Por eso la metáfora de “Keep the Lights Off”, ese momento final de la noche en el que eres consciente que de un momento a otro encenderán las luces y tendrás que enfrentarte a la realidad pero toca aprovechar ese último coletazo y darlo todo.

Y por cierto, para aquellos y aquellas que aún no lo hayan escuchado, ¿qué les diríais para animarles a esa primera escucha?

Les diríamos que le den caña si tienen ganas de rock, si echan de menos estar con los colegas en un festival, si están deseosos de ir a un concierto sin distancia de seguridad y bailando con desconocidos, si necesitan un chute de adrenalina o simplemente si tienen un mal dia en el curro y quieren evadirse un ratito.

De Bacon Radars conocíamos vuestro EP anterior y algunos singles de años anteriores, pero ahora, con nuevo disco en la calle, ¿cómo podéis decir que ha cambiado el grupo, a nivel musical, desde vuestros inicios hasta el día de hoy? (si creéis que ha habido un cambio en estos años).

Pues el otro día en el ensayo estábamos recuperando canciones antiguas para poder meterlas en algún set, y nos sorprendimos con el cambio entre las primeras y este disco. Nos dimos cuenta que las primeras son más instintivas, atropelladas, más directas, y las del nuevo disco son más conscientes, están más asentadas.

Ahora con “Keep the Lights Off” publicado, ¿habéis tenido la oportunidad de cerrar alguna fecha en la que presentar el disco en directo?

Tenemos alguna fecha ya cerrada pero que aún no podemos anunciar y estamos trabajando en cerrar otras. Con el momento que estamos viviendo y debido a las cambiantes restricciones, la situación en general es muy incierta y cuesta confirmar las cosas 100%. Pero sí, esperamos poder anunciar fechas en breve.

Y además…

Habladnos de vuestras influencias.

Al ser cinco nuestro rango de gustos e influencias musicales es muy amplio. Pero para Bacon Radars nos inspiramos en grupos como Cage The Elephant, Ty Segall, Foals, The Strokes o The Hives. Al final lo que nos gusta es desahogarnos encima del escenario y con estas influencias son con las que podemos descargar toda la energía.

Contadnos, ¿qué esperáis de “Keep the Lights Off”?

Pues al final lo que quiere todo el mundo cuando saca un disco, que tenga buena acogida, que sirva para que la gente nos conozca y para podernos posicionar en la industria.

Especialmente con este disco queremos poner nuestro granito para que no se olvide la escena más guitarrera y se apueste de nuevo por ella.

Una palabra que pueda definir el disco.

Preoccupations.

Foto portada: Clàudia Grosche