Chico Jorge Vs. Marilians

“Chico Jorge i”

“Chico Jorge i” es tu EP de debut, un trabajo de cuatro canciones de las que queremos saber mucho más. Por ello, háblanos de él y sus canciones…

Chico Jorge i es un EP de cuatro canciones que narran una historia en forma de círculo sobre caer y volver a levantarse.

La Cara A, la caída, la forma:

Las flores que arden, es una canción que habla de devorarse a uno mismo por el peso de la culpa que te golpea, bloquea y no te deja ver que la puerta de salida a este terror está en ti mismo.

amalgama de miedo y furia. es el segundo verso del EP donde aterrizan las cenizas de las flores para librar una batalla despiadada entre el corazón y la mente que piden a gritos que dejes de esconderte de ti mismo y pongas punto y final a este despropósito.

La Cara B, volver a levantarse, la forma:

Pájaros, es un paisaje post-tormenta, un escenario de calma después de autodestruirse que habla de abrir los ojos para darte cuenta de que puedes volver a levantarte.

grieta en sol Mayor. es una canción que habla de renacer, de alzar el vuelo después de tu background de perdición. Es la canción que cierra el círculo del EP, o más bien lo vuelve a abrir, justamente porque es un círculo y cuando estamos arriba seguramente volveremos a caer. Es tan fácil como dar un paso en falso.

Los títulos de las canciones que dan vida al EP ¿cómo surgieron?

Quería hacer hincapié en la verticalidad de la narración, así que se me ocurrió dotar cada título como un verso de un poema que no rima (ya rimé suficiente en las canciones hehe). Son canciones autónomas y a la vez son una, el EP.

Chico Jorge es tu proyecto personal y en solitario, ya que te conocemos por ser guitarrista de artistas y formaciones como Carlos Sadness, Els Pets, Ramón Mirabet o Trau. ¿Cómo ha sido y en qué momento tomas la decisión de iniciar esta nueva aventura?

Cuando acabé la carrera en la ESMUC tenía muy claro que me quería dedicar a ser guitarrista de bandas, así que puse toda mi empeño para conseguirlo. Primero fue Trau, luego Els Pets, luego Ramon Mirabet, y por último Carlos Sadness. Durante estos años de giras he hecho canciones pero siempre las he dejado en el cajón porque he estado muy concentrado en estudiar los repertorios de cada una de las bandas con las que giro. Era algo terrible porque hacer canciones era, y es, algo muy necesario para mí ya que encuentro en ellas un espacio de pensamiento y auto-mimo. A finales de 2018, en medio de una gira por México, me di cuenta de que ya tocaba dejar de procrastinar y ponerme en serio a hacer algo propio. Así que fue aterrizar en Barcelona y me puse como un loco a cantar y escribir. Hice muchas canciones y al final quedaron las últimas cuatro que conforman el EP.

Háblanos de esas influencias musicales que vamos a poder identificar en tu EP.

Soy un loco de Jeff Tweedy y sus melodías inocentes con letras envenenadas, al igual que de Elliott Smith con su forma de cantar tan tranquila a la par de severa. Los primeros Pink Floyd de Syd Barret son miel para mis oídos con sus melodías flotantes sobre armonías modales, y Deerhunter me rompen la cabeza con su amalgama de sonidos terrenales y estratosféricos.

Para aquellos y aquellas que aún no hayan escuchado el disco, ¿qué les dirías para animarles a esa primera escucha?

Es un disco con melodías inocentes y letras amargas pronunciadas con trazos noise donde me abro en canal para hablar de mí, pero a la vez es una historia que -yo creo- todos hemos experimentado. ¿Quién no se ha ido a la mierda y, tarde o temprano, ha vuelto a alzar el vuelo?

¿Cuánto tiempo te ha llevado darle vida al EP, desde que lo pensaste hasta que ha salido publicado?

Empecé a dedicarle tiempo y cariño a finales de 2018. Los primeros seis meses fueron muy solitarios, ya que quería tener un conjunto de canciones antes de llevarlas al local para trabajarlas con banda. A mediados de 2019 empezamos a ensayar y en octubre del mismo año entramos en el estudio, en Aclam Records, para grabar baterías. Me llevé las sesiones de Pro Tools a casa y seguimos grabando en mi pequeño estudio los bajos, guitarras y teclados durante los siguientes 4 meses. En Marzo de 2020 volvía a salir de gira y quería dejarlo todo listo para que en la vuelta me pudiera ocupar con toda la tranquilidad de grabar las voces. Y vaya si tuve tranquilidad. Aterricé en un país inmerso en la pandemia, así que durante los meses más duros de confinamiento me dediqué a cantar y luego pre-mezclar. A finales de mayo tenía el conjunto de canciones listo para mezclar con Jose Cattaneo en Aclam Records. Tardamos unos meses siguiendo la inercia del proyecto que era cocinarlo a fuego lento. Finalmente en octubre de 2020 mastericé con Pete Maher en su estudio de Londres.

Y de la portada de “Chico Jorge i”, ¿qué nos puedes contar?

Júlia Quintana me ha acompañado durante todo el proceso. Me ha ayudado a desencallar melodías y cosas que conciernen al vestido de las canciones, ha hecho de editora y también se ha encargado de hacer toda la gráfica. Ella conoce cada milímetro de esta música y ha sabido trasladar con tinta sobre el papel el contraste entre lo naíf y lo ácido con trazos rápidos y bastos buscando algo amigable a la par que creapy.

La portada es un personaje que son dos, uno mismo contra uno mismo, Cara A contra Cara B, haciendo referencia al círculo de caer y levantarse.

Por último, cuéntanos ¿qué planes a corto-medio plazo tiene Chico Jorge con tu “Chico Jorge i”?

Es difícil hacer planes tal y como está la cosa, pero me atrevo a decir que pronto anunciaré una fecha de presentación del EP y del proyecto, de momento en Barcelona. Por otro lado ya empecé a urdir nuevas canciones, así que esto seguro, voy a hacer un disco.

 

Foto portada: Júlia Quintana