Corea La Buena Vs. Marilians

Escuchar “Corea La Buena”

Con su disco homónimo sonando de fondo, hablamos con Nacho y Federico, los integrantes de Corea La Buena,  sobre el pasado, el presente y el futuro de la banda que, desde hace unos meses, está en boca de todos y todas.

Pregunta mítica…. ¿cómo nace Corea la Buena, el grupo y el nombre de la misma?

Corea la Buena fue el resultado de una cantidad de días componiendo. Hace tiempo que veníamos preparando unos temas (eran los de Boda y El Motivo) y en principio iban a ser temas compuestos para una vieja banda que teníamos Nacho y yo, Fede. Tanto él como yo queríamos empezar algo fresco y nuevo… con tintes de la música que más no llegó en nuestra infancia por nuestro ambiente. El nombre fue el último en “unirse” a nosotros, cuando Nacho encontró una vieja cadena de música que ponía “Made in Korea”. Tras un par de alternativas y búsquedas para comprobar que el nombre estaba libre, terminamos dándole un sentido diferente: Corea es en cierta manera “cantar”, en Argentina se usa sobretodo para referirse a cantar el estribillo de una canción. Por último la Buena se refiere a en conjunto “Cantar la verdadera música”. Me explico, aquello que nosotros queríamos demostrar, nombrar como nuestra creación y nuevo rumbo en la música. Al final se queda con Corea la Buena.

Desde Marilians os seguíamos los pasos desde vuestros inicios y ha sido genial poder escuchar vuestro disco de debut. Antes de llegar a él, ¿cómo han sido estos años en los que habéis intentado hacer llegar vuestra música a la mayor gente posible?

Ha sido una experiencia desafiante, ya que ahora el trabajo se hacía entre dos. La gente que nos escuchó en nuestros primeros acústicos se mostró muy receptiva e interesada en lo que hacíamos, y eso es de agradecer ya que te dan las fuerzas para continuar en este mundo. También agradecemos lo rápido que pudimos crecer como familia, anexionándonos con gente que creía ciegamente en nuestro potencial aún por explotar. Tanto Carlos Sainz, productor de Prosonic Studios que nos ayudó siempre; hasta mismamente la banda que conforman hoy en día Jorge Henríquez, Kevin Vásquez y Juanca Moreno. No solo pudimos aprender y mejorar en calidad de lo que consumimos por nuestros oídos, si no que a nivel estético pudimos contar con Cintia Del Río que aparte de compi de curro, es una gran amiga nuestra.

Con todo esto, en 2019, publicáis vuestro primer EP, ‘Made In’, ¿a qué podéis decir vosotros que sonaba Corea La Buena en sus inicios?

En Made In que sacamos hace un tiempo, y tenía 6 canciones, pues podríamos decir que buscábamos sonar de manera muy potente y fidedigna al espectáculo que ofrecemos en vivo. Son canciones que quisimos darle la esencia más orgánica que tenemos, ya que incluso los temas donde los sonidos electrónicos forman parte importante de ellos, son canciones que sirvieron como una declaración de intenciones a la industria musical y lo mucho que teníamos que ofrecer a la escena actual. Fue una muy buena manera de empezar con lo que iba a ir viniendo.

Escuchar “Made In”

Y ahora, para el vuestro disco homónimo, habéis contado con grandes e importantes colaboraciones, ¿nos podéis hablar de ellas?

¡Es cierto! Este disco sabíamos que lo queríamos desarrollar de la mejor manera posible, ya que no todos los días tienes a tu disposición todos los recursos con los que nos pudimos encontrar allí. No solo eso, teníamos que estar a la altura y teníamos muchas ideas. Trabajar con Sergio Fernández de Floridablanca en Y Sin Embargo fue muy entretenido. Siempre quise escuchar esa canción con un registro del más puro Indie español, y Floridablanca para mi es una banda que tiene una identidad muy marcada. Fueron muy simpáticos desde la hora de quedar con ellos, hasta la hora de la verdad en el estudio. Sin irnos muy lejos, pudimos disfrutar de la voz de Tania del Amo. Tiene una fuerza y un carisma esta pedazo de artistaza… Me sentí cómodo como cantante, al poder hablar con ella sobre qué ideas teníamos y qué opinaba al respecto. Sin duda repetiría.

Por último, y quiero aclarar que este apartado viene directo del país más “vinotinto” que existe: Venezuela. Contamos con la participación de Tomás Sánchez, un profesional percusionista que trabajó durante más de 10 años con Carlos Baute, entre muchas otras cosas; y también con tres musicazos de la Orquesta Cruz-Diez: Zabdiel Hernández Sánchez al violín, José Alberto Scott al violoncello, y Andrés Castañeda Salazar a la viola. Estos tres últimos fueron los que le dieron la justicia que se merecía una canción tan importante para nosotros como es Mi Fiel Carpintero. Sin duda todos y cada uno de estos músicos de los que hablé nos dejaron asombrados, tanto por su gran nivel musical como personal.

El nuevo proyecto de Corea La Buena llega como recompensa por haber sido los ganadores de la séptima edición del Vodafone yu Music Talent. Además de esto, ¿qué más ha supuesto para vosotros este premio?

Creo que fue una prueba para nosotros. Fueron unas fechas muy complicadas por todo lo acontecido a nivel mundial, a todos nos costó algo y el poder demostrar que después de todo se pudo llevar a cabo quiere decir que solo conlleva trabajo y mucha voluntad. Ha habido parte del premio como los conciertos que teníamos planeados con Vodafone, pero podría haber sido peor y habernos podido quedar sin videoclip, ¡incluso sin el disco! No tuvimos suerte, ya que fue el trabajo y el esfuerzo desempeñado por la banda y los que nos apoyaron para sacarlo adelante pese a las circunstancias en constante incertidumbre.

Y por cierto, ¿cómo surgió la idea de presentaros al concurso?

Nunca viene mal inscribirse en concursos, sobretodo cuando buscas que la gente te conozca. Al principio es un paso que uno debe dar, en nuestra opinión. Te pone a prueba y te curte para saber lo que te puede esperar en el mundo de la música, tanto en malas como en buenas experiencias. Estamos muy contentos que tan solo con un año de vida Corea la Buena pudiera ganar esa confianza. ¡Nunca nos imaginamos ganar entre 1400 bandas y a nivel nacional!

Sabemos que vuestra música se nutre de diversos estilos e influencias, ¿podéis hablarnos de ellas y de esos grupos que son referencia para vosotros?

Somos una ensalada de puro instinto, gustos, ideas… Nos gusta mucho la música. Nos fijamos mucho en la escena del Indie asiático, sobretodo el japonés. Hay mucho jazz en nuestro modo de entender y de interpretar las canciones a la hora de componer. También nos gusta mucho el rock, pop, funky… De hecho hay mucha influencia del rock nacional rioplatense. La gracia de todo esto es que pese a la influencia que se pueda notar en detalles, siempre lo llevamos a la identidad de la banda y terminamos haciendo Corea la Buena en todo.

Y hablando de vuestras canciones, ¿cómo es el proceso de composición en Corea La Buena y qué os inspira para escribir?

Es una pregunta simple con muchas respuestas. Podríamos decir que depende mucho de la situación. La música, pese a su gran contenido subjetivo, debe apoyarse en el conocimiento de ella no solo como un arte, si no como una ciencia. No quiero exagerar, pero creemos que no solo el instinto, el oído o tus influencias te llevan a cerrar una canción. A veces traigo una letra, o una melodía en la guitarra o un tarareo incluso. Otras Nacho trae una armonía nueva que lleva repitiéndose en su cabeza y le ponemos una letra… Desde que se completó la banda pasado el primer EP de “Made in”, todo se ha vuelto más compartido de lo que ya era entre Nacho y yo. Los chicos ya son Corea la Buena y tienen sus propias ideas con las que incorporar nuevos sonidos.

Para ir terminando, contadnos con qué pros y qué contras os habéis encontrado en los primeros años del proyecto?

Bueno, sinceramente llevamos como 1 año y 10 meses. Cuando se empieza siempre te vas a encontrar con falta de muchas cosas. Para nosotros el nivel económico ha sido el que más nos ha hecho plantearnos las cosas con alternativas, ya que nuestro origen es humilde. Con nuestro productor Carlos Larez tuve esta conversación hace poco, y es que pese a ser una contra… Se convirtió en cierto modo en un pro. Quiero decir, al tener falta de presupuesto en muchas situaciones, tuvimos que trabajar igualmente con lo que teníamos. No siempre hace falta tener el mejor micro, la mejor guitarra, el mejor bajo, el mejor estudio, etc. Cuando uno se propone y trabaja con voluntad y con pasión, nada lo para. El primer EP fue ejemplo de ello, donde creemos que todo lo que quisimos hacer se hizo. En resumen, haya contras o no, uno debe aprovechar el máximo de su entorno y lo que tiene a su disposición para poder trabajarlo con ganas.

Y ahora, qué planes tenéis como grupo para los próximos meses?

Son tiempos complicados, pero estamos organizando algunos temas que tenemos en el horno y que ojalá pronto podamos enseñarles un poquito. No queremos pararnos, esto sigue y cada vez con más fuerza. Ya no hay más excusas para dejar de componer y tenemos ganas de terminarlos. También tenemos pensado sacar un Live Session de algunos temas del disco de “Corea La Buena”, para quitarnos el ansia de tocar en vivo y que la gente también pueda desfogarse escuchando lo que podría ser una experiencia casi en persona. Como dijimos, todo viene con gusto y con mucho cariño. Esperemos que la espera valga la pena para todos.

Y además…

Vuestra canción preferida del disco… Y Sin Embargo 😉

En el futuro os gustaría colaborar con… Indigo La End, Seru Giran, Natty Peluso… Es tan difícil, ojalá se pueda dar aunque fuera uno de ellos algún día.

Soñáis con tocar en… Latinoamérica.

Una palabra que defina vuestro 2020… Difícil, pero no imposible. Podríamos haber perdido todo por la pandemia, pero se pudo sacar adelante.