Ganges Vs. Marilians

Escuchar “Dime algo (bonito)”

Para empezar con la entrevista, cuéntanos ¿quién hay detrás del proyecto de Ganges?

Me llamo Tere, soy pianista y compositora, nací en Santander. Intento ser maja y me gusta comer comida coreana.

Hace unas semanas, publicabas tu tercer disco “Dime algo (bonito)”, ¿qué sensaciones estás recibiendo desde que se publicó tu nuevo trabajo?

Siento que se está valorando y escuchando con mucho cariño. Me siento agradecida y feliz.

Con los cuatro singles de adelanto que fuiste sacando, diste algunas pistas de lo que sería el disco en sí. Un proyecto de ocho temas cargado de frescura y color. Para aquellos y aquellas que aún no lo hayan escuchado, ¿qué podrías decirles que van a encontrar en él?

Es un disco de sonido peculiar, lleno de referencias a la infancia, Japón, romanticismo o anime. Está lleno de detalles de producción, capas y atmósferas que viajan desde el sonido otaku-tropical de Okinawa hasta la melancolía suave de Domingo Imaginario. Si estás leyendo esta entrevista y de repente te ha entrado la curiosidad de escuchar el disco, te recomiendo que si tienes unos cascos a mano, te los pongas. Cambia un montón y hay muchos detallitos que valen la pena.

Has autoproducido y autoeditado “Dime algo (bonito)”, ¿cómo ha sido el proceso de creación y darle vida al disco?

La verdad es que ahora mismo tengo una nebulosa de cómo empezó el proceso y cómo acabó. Sé que fue rápido, conciso, bastante del tirón. No hubo una planificación global del concepto previa. Me puse a componer y a producir sin darle muchas vueltas. Sí que me divertí mucho y sentí un placer nuevo mientras aprendía a producir y que me enganchó bastante.

En la nota de presentación decías que, en estas 8 canciones hay mucho más de ti que en el resto de la música que habías hecho hasta ahora. ¿Qué te ha llevado a exponerte de manera más personal e íntima en tu música?

De una forma extraña que yo tampoco comprendo del todo, fue un momento en el que estaba triste que me llevó a hacer lo más alegre que había hecho nunca. Supongo que me apetecía simplemente hacer algo friki y reírme un poco.

Con todo esto, cuéntanos ¿de qué nos hablas en “Dime algo (bonito)”?

Con “Dime algo (bonito)” es una forma tierna de pedir opinión/feedback/ atención esperando secretamente que sea bueno. En resumidas cuentas, es una forma divertida e irónica de pedir que te quieran. Es un interludio que da nombre al disco, ahí la frase termina así: “dime algo (bonito) para dormirme”. Me parece una idea bastante representativa de la visión tierna y divertida del disco.

Tu último trabajo se mueve entre la indietrónica, las atmósferas lo-fi, el pop hecho con sintetizadores y guiños que van desde el r&b al pop alternativo. ¿Cuáles son tus influencias musicales y de qué manera se han visto reflejadas en este disco?

En general, creo que hay una escena del “bedroom pop” (supongo que lo podemos llamar así) en España que esta retroalimentándose y es imposible no beber de ella. Estoy súper contenta de estar conviviendo en este momento y lugar donde tantos grupos están haciendo cositas frescas. Supongo que toda esta escena está reflejada de manera general en el disco, pero tampoco tengo en la cabeza unas influencias con nombre y apellido, yo creo que hay un mix que va desde, por ejemplo, Gus Dapperton hasta BSO de videojuegos.

De cara a la presentación de “Dime algo (bonito)” en directo ¿hay alguna fecha de concierto a la vista?

Lo presenté en Madrid el día 6 de mayo en la sala Sol a través del circuito Sound Isidro, ojalá poder presentarlo en otras ciudades, pero tal y como están las cosas, es difícil confirmar.

 

El tema del disco que recomendarías sabiendo que iba a gustar seguro…

Okinawa

Tu canción preferida del mismo…

Árbol Deku, el tema que hice en honor al videojuego de Zelda, Ocarina of Time, mi juego favorito.

La que crees que será la del público…

Ya no te quiero.

La que mejor va a funcionar en directo…