Imprescindible… “Forever changes” (1967, Elektra) – LOVE

ATARDECER HIPPY

En 1967 salieron a la luz tantos discos fundamentales de la historia del rock que es normal que algunos pasasen desapercibidos para el gran público.

Arthur Lee, nacido en Memphis, andaba en California de guerras internas con su grupo, Love, y su compañía, Elektra, preparando lo que sería su tercer LP con una dieta de drogas psicodélicas y heroína que tampoco facilitaba mucho la tarea.

Él mismo contaba que en esa época pensaba que iba a morir y las canciones incluidas en “Forever Changes” parecen una especie de testimonio vital.

Si no has profundizado en este disco, te sugiero que lo hagas con unos buenos auriculares y con las letras de las canciones a mano.

Aunque siempre relacionamos a Love con Arthur Lee, hay que mencionar que el guitarrista Bryan MacLean aporta dos enormes composiciones al disco, entre ellas “Alone again or”, un clásico imperecedero donde las guitarras con ecos flamencos y hasta sección de cuerdas nos hacen presagiar que estamos empezando a escuchar una obra maestra de orfebrería rock.

Ha pasado el verano del amor y el sueño se desvanece.

“Andmoreagain” cantada de forma magistral por Arthur …and you feel your heart beating…,

La línea de bajo de “The Daily Planet”, los metales de “Maybe the people…”, los coros de “The red telephone”, el riff de “A house is not a motel” o la enorme despedida de “You set de scene” llenan este álbum de una creatividad en la que todo está en su sitio y nada sobra.

Un disco a rescatar, sin duda, que en su momento no fue reconocido pero que ha acabado saliendo en todas las listas de obras imprescindibles de la historia del rock.

Incluso Arthur Lee, después del infierno de la heroína y la cárcel, pudo recibir ese reconocimiento mayoritario muchos años más tarde.