Los diez discos favoritos de… Manolo Campoamor

Manolo Campoamor está considerado como uno de los padres del movimiento más recordado de la música española: La Movida Madrileña. Fue el cantante del que fue el primer grupo de dicho movimiento, Kaka De Luxe, formó durante muy poco tiempo parte de los Pegamoides y bautizó a la banda de Enrique Sierra como Radio Futura, entre mil historias más… Se subió a un escenario por última vez en el 80, fue en el teatro Martín con los Pegamoides, desde entonces dejó la música para dedicarse plenamente a su verdadera pasión, el arte, y a día de hoy sigue dedicándose a ello plenamente. Como gran artista que es ha querido contarnos al equipo de Marilians Magazine sus diez discos favoritos basándose en sus portadas, aquí va la confesión de Manolo Campoamor:

 

The Man Who Sold The World (David Bowie, 1970)

Tengo este disco con 3 portadas diferentes, pero esta en particular, la que se eligió para la última reedición del álbum es la más escalofriante de todas. Con ese vestido de hombre en su castillo neogótico medieval utilizando la magia y el ocultismo como afición, en algún video de la época de este disco parecía Marc Bolan. Por supuesto creo que la versión original del tema que da nombre al disco es mejor que el éxito de Nirvana.

 

Hunky Dory (David Bowie, 1971)

Vaya pasada de álbum. En esa portada tan amanerada Bowie lleva una bomber peluda que era de su mujer de entonces. Bowie siempre estuvo casado, pero decía que era uno de esos heterosexuales en el armario. En este disco tiene un estilo total.

 

Moonage Daydream (Arnold Corns, 1971)

La portada de este disco parece uno de esos sesenteros de Scott Walker, no sé si aquí cantaba él o su modisto Freddie Burretti, pero siempre parecen Lou Reed en la Velvet Underground, simplemente fascinante.

 

 

Pin Ups (David Bowie, 1973)

¿Con 14 o 15 años cómo podíamos pensar que existían seres así? Ambos maquillados por Bárbara Daly, que fue la encargada de maquillaje en La Naranja Mecánica. La foto es Justin de Villeneuve, que a su vez fue el exmarido de Bárbara. Les peinó Billy The Kid.  Durante el confinamiento hice varias versiones de mi perra imitando portadas de discos que admiro, entre algunas la de este disco, están en el perfil de @pintaycome.

 

Diamond Dogs (David Bowie, 1974)

Siempre he admirado a Guy Peellaert, siempre retratando a estrellas de rock en escenas misteriosas, pero con esta portada toca techo. En ese año los Stones también sacaban portada con Peellaert pero Bowie se las arregló para conseguir publicarlo antes que ellos. Mick Jagger dijo que si Bowie te copiaba siempre se las arreglaba para hacer que él había tenido la idea original. Cuando Bowie falleció Madonna hizo una versión preciosa del single del álbum. Maravillosa.

 

Young Americans (David Bowie, 1975)

Seguimos sin cejas, pero ya no somos ni rockstars ni extraterrestres, somos el cuarto ángel de charlie. Qué mono todo. Lo escuché durante días mes tras mes con la portada en la mano, era muy el Gran Gatsby, la novela se había puesto muy de moda por la película de Redford y Farrow del año anterior. El pelo que lleva en esta portada fue muy copiado en los 80s, Bowie se quejó en una entrevista de no haber pasado a la historia como inventor de peinados.

 

 

Scary Monsters (David Bowie, 1980)

Vi dos veces la expo de Bowie Is, la primera fue en París con Bowie Vivo y la segunda en Barcelona con Bowie muerto.  Me sorprendió mucho el original de esta portada, que era enorme de grande. Me fascina como Bowie demostró que por muchos años que pasaran él no dejaría nunca de reinventarse, el traje de esta portada me inspiró mucho para el traje que llevé en La Edad De Oro con Kaka De Luxe.

 

Tonight (David Bowie, 1984)

Parecía obra de Gilbert and George, pero no lo era, encima dotaba a la portada de sofisticadísimos aires heroicos atemporales. En 1984 mucha gente hizo portadas con flores sueltas, un buen ejemplo es el Purple Rain de Prince, yo por entonces trabajaba como ilustrador no acreditado en la revista Madrid Me Mata y quería poner siempre flores sueltas por todas partes, pero nunca me dejaban.

 

 

Earthling (David Bowie, 1997)

Alexander McQueen es un genio indiscutible, responsable de mucha de la ropa de escenario de Bowie, parece ser que arrastró, quemó y rompió todo lo que pudo esta casaca que David nos muestra de espaldas, contemplando un paisaje como enfrentándose a él, para que veamos lo chulito, capaz e industrial que es ahora. Bowie dejó de interesarme a finales de lo 80s, pero en un cumpleaños me regalaron toda la discografía y esta es la que tiene la portada más bonita.

 

The Next Day (David Bowie, 2013)

Jonathan Barnbrook, tomando la foto original de Mashayoshi Sukita, diseñó esta obra maestra incontestable desde septiembre a diciembre de 2012, que no salió hasta marzo del año siguiente. Con eso está dicho todo, Bowie es fascinante, creo que solo conozco a un artista que haya reutilizado su misma portada, y fue Lou Reed tomando de referencia el Transformer, habían pasado muchos años de por medio y los dos lo habían pasado muy mal. The Next Day es deprimente y ya nos avisa del final: Blackstar. Aún Así tiene un detalle muy bonito y es que uno de sus singles fue “Where are we now?” Que es la frase con la que se abre la película Moon, debut cinematográfico de su hijo Duncan Jones, me pareció tan tierno… En cuanto lo vi lo subí a mi blog. Bowie fue como un padre, como un hermano mayor, como una novia atrevida e inalcanzable para muchos de nosotros. Eso es algo que nunca se olvida.

Foto portada: Pablo Pérez Míguez