Monterrosa Vs. Marilians

No hay nada como poner “Prácticamente Magia” a todo volumen para que tu día termine de la mejor manera posible. Y es que lo último de Monterrosa tiene la fuerza suficiente para poner patas arriba todo lo mal que te haya ido la semana.

¡Y qué suerte la nuestra! Porque a dos días de su puesta de largo en Madrid, Rocío y Enrique, el dúo Monterrosa, han sacado un hueco en esta semana de locura, ensayos y prisas para contestarnos unas preguntas sobre su proyecto en común, sobre la música y sobre la vida. 

¡No os hago esperar más! 

Subid el volumen de ‘Latencia’, su disco debut, y disfrutad de lo que viene.

Marilians. ¿Cómo y cuándo surge la idea de montar este proyecto juntos?

Enrique. Empezamos a coincidir pinchando en festivales y hubo un momento que nos hicimos inseparables. Compartíamos las mismas formas de divertirnos y las mismas de sufrir para con el mundo. Tenemos la misma serie favorita, la misma canción favorita, el mismo bocadillo favorito (chorizo) y la vida nos iba juntando. A veces la vida toma decisiones por nosotras y hay que hacerles caso.

Rocío tenía escrita Parálisis y Me manipulaste a mitad, la terminamos juntas y nos dimos cuenta de que había surgido la magia. Y así nació Monterrosa, el resto es leyenda (y deudas).

Rocío. Enrique y yo no parábamos de coincidir en los festivales y hubo un momento que nos hicimos inseparables. Compartíamos las mismas formas de divertirnos y las mismas de sufrir para con el mundo. Tenemos la misma serie favorita, la misma canción favorita, el mismo bocadillo favorito (chorizo) y la vida nos iba juntando, y como dice Enrique a veces la vida toma decisiones por ti. 

Yo tenia escrita Parálisis y Me Manipulaste casi estaba terminada, la terminamos juntos y nos dimos cuenta de que había surgido la magia.

Y así nació Monterrosa.

Marilians. ¿De dónde viene el nombre del dúo? ¿Por qué Monterrosa?

Enrique y Rocío. Dimos muchísimas vueltas hasta llegar ahí. Empezábamos llamándonos Politono, pero Rocío no terminaba de verlo claro, con el discurso más profundo que estaban cogiendo las canciones… Después de muchísimas vueltas, Enrique rebuscando en su biblioteca dio con Augusto Monterroso, y el apellido sonaba potente. Teníamos claro que queríamos que fuera femenino y nos encantaba lo del rosa, así que se quedó en Monterrosa. También nos hace mucha gracia que sea una variedad de tomate.

Marilians. Rocío, vienes de Las Chillers donde compartes escenario con cinco compañeras más y tú Enrique, de pinchar en solitario como Esnórquel Dj, con todo esto, ¿cómo es para ambos, trabajar en dúo?

Enrique y Rocío. Trabajamos en trío, el tercer Monterrosa es nuestro productor Pau Paredes, estamos siempre las tres en el estudio componiendo. Es un camino fascinante darte cuenta que de un pensamiento que te persigue por la noche o incluso los miedos que no te atreves a verbalizar del todo se pueden convertir en música. Lo disfrutas más si además tienes personas con quienes puedes compartirlo, ponerlo en común y sumar tu forma de ver las cosas.

Marilians. ¿Cómo conseguís compaginar Monterrosa con vuestros proyectos en paralelo y vuestra vida personal?

Enrique y Rocío. No lo conseguimos. Está siendo muy duro, la verdad, pidiendo reducciones de trabajo, favores, días de vacaciones que luego no tienes para poder descansar… Mucha gente no se pone a pensar que es verdaderamente imposible viajar, llegar a las cosas, ensayar, crear y sacar tu trabajo adelante. Eso sin contar con el dinero que tienes que invertir para autogestionarte un disco.

A pesar de todo eso, llegas al concierto y se te olvida todo. Ahí solo importa la música y la gente. Pero la cantidad de obstáculos que tienes que esquivar, más si eres un artista pequeño, es muy alta. No obstante, nos sentimos súper afortunadas de todo lo que nos está pasando. Es un lujo que haya tanta gente que nos escucha y que venga a nuestros conciertos.

Marilians. ¿Cómo son vuestros ensayos? ¿Os cuesta encontrar un hueco o es bastante fácil poneros de acuerdo?

Enrique y Rocío. Nos cuesta muchísimo, sobre todo cuando las Chillers están de gira, porque Any es la batería en ambos grupos. Pero siempre encontramos hueco y al final acabamos meadas de la risa por una u otra cosa.

Marilians. En ‘Latencia’ nos regalasteis auténticos temazos y con “Prácticamente Magia” justo hemos sentido eso… pero, ¿de qué manera surgen las canciones en Monterrosa?

Enrique y Rocío. Cada una tiene su historia. Rocío siempre para en los semáforos con la moto para mandar notas de voz porque se le ocurren melodías; Enrique tiene millones de libretas por todas partes para estar siempre alerta a una frase, una idea o una palabra que luego acaba en las letras. Cuando estamos en el estudio ponemos todo en común, y sumamos canciones que nos gustan, sonidos que nos atraen o referencias a las que queremos sonar.

Nos gusta pensar que en nuestras canciones hablamos del mundo de verdad, del que duele, del que nos agobia y nos encierra; también del que nos ilusiona y del que queremos mejorar. Intentamos contar la verdad a través de ritmos potentes, para poder hacerle frente a ese mundo bailando.

Marilians. Lleváis muy poco tiempo embarcados en este proyecto, pero ¿qué futuro creéis  que le depara a Monterrosa?

Enrique y Rocío. Ni siquiera son años, nuestro primer single es de junio de 2018 y el disco salió en Febrero, ha sido todo súper rápido. Esperamos que nuestro futuro sea muy largo, y una cosa con la que soñamos es poder vivir de ello o por lo menos no tener pérdidas. Menos mal que no somos de gustos caros.

Marilians. El próximo 26 de septiembre estaréis en la sala El Sol presentando vuestro último proyecto… ¿qué sensaciones tenéis ante este directo? ¿Qué podremos ver este día?

Enrique y Rocío. Qué nervios. Es nuestra primera vez de manera oficial en Madrid y estamos que nos derretimos. Será emocionante estar con la gente que ha apostado por nosotros, que nos han hecho colgar el sold out en nuestro primer concierto individual. Habrá familia, amigos, y además tocamos con Asunción (Julián Villagrán), que es lo más. Va a ser una fiesta increíble y habrá adelantos del nuevo disco. Va a ser histórico, al menos en nuestra escala.

Y además…

Un sitio donde perderos en Madrid…

Rocío. Yo desaparezco en la casa de Campo que es donde voy a remar, no hay sitio con más paz en Madrid.

Enrique. Las librerías de segunda mano. Sobre todo Alcaná y Punto de lectura en la Plaza del Dos de Mayo.

Una sala dónde tocar…

Rocío. El Ochoymedio sin duda. Yo le tengo un cariño infinito, aunque donde no he tocado nunca y me fliparía es Joy Eslava.

Enrique. No es una sala, pero un círculo se cerrará si tocamos en el recinto ferial de mi pueblo: Alpera (Albacete).

Un disco que escuchar en bucle…

Enrique y Rocío. 100k años de luz de La Prohibida.

Ese lugar que os sirve como encuentro…

Enrique y Rocío. Nuestras reuniones siempre suelen ser en el Malpica, en Corredera Baja.

Un mensaje de positividad al mundo…

Rocío. Hagas lo que hagas, estará bien hecho.

Enrique. También esto pasará.