ROCÍO MÁRQUEZ PRESENTA PINCELADAS. TEATROS DEL CANAL (SUMA FLAMENCA) 02-12-2020

Parece que es cierto y que las autoridades van entendiendo que la cultura es segura y que ir a un concierto no puede ser un riesgo si se cumplen unas normas básicas, que hay más peligro en las muchas de las actividades diarias para las que no hay ningún impedimento, para las que no se ponen restricciones y nunca se han prohibido, es más, los mismos que impiden los actos culturales “por nuestra salud” son los mismos que nos animan a seguir haciendo diariamente esas actividades donde es más probable contagiarte.

En estas condiciones venía Rocío Márquez junto con Miguel Ángel Cortés a la guitarra y Los Mellis al compás a presentar en estreno absoluto sus Pinceladas; un ejercicio de reconocimiento de la patente influencia del granadino en los cantes de Rocío. Y esos influjos se notan primero en la forma de cantar; Márquez suena a disco de pizarra, a cante antiguo, a blanco y negro. A partir de ese punto que ya está fijado en la tradición del flamenco se puede avanzar, investigar y adentrarte en la modernidad y crear tu propia voz que recuerda a muchas pero que es solamente tuya.

Otra influencia de Enrique sobre Rocío es la Poesía: Inolvidable la versión de la “Elegía a Ramón Sijé” que Morente hizo en 1977 y que Márquez hace suya en Pinceladas. Como decíamos con el cante, Rocío toma de punto de partida a los poetas que tradicionalmente se han usado en el cante hondo como Lorca o Miguel Hernández para después seguir su propio camino y atreverse, la cantaora a recitar sin acompañamiento “Llegar a la Meta” de Antonio Orihuela, poeta de la conciencia y paisano de Rocío.

El punto álgido de Pinceladas llega al final con el “Chiquilín de Bachín” un tango de Piazzolla y el poeta Horacio Ferrer que cuenta la historia de Pablo González, uno de los chicos de la calle, que vendían flores en la zona de los teatros de Buenos Aires y que Morente lo hizo flamenco en “Morente Sueña La Alhambra” con el que Rocío Márquez consiguió emocionar a los Teatros del Canal.

Ochenta minutos de Pinceladas se hacen cortos tanto para el público como para los músicos, que ya con las luces encendidas y el aplauso de un público entusiasmado, no abandonaron el escenario y destilaron unas gotas más de flamenco para que todos nos fuéramos con un buen recuerdo de este homenaje de Rocío Márquez a Enrique Morente.

Texto y fotos por Toni Delong