Sidecars nos despierta con su ‘Ruido de fondo’

Sidecars lanzó el viernes, Ruido de fondo, sexto disco de la banda madrileña. A ellos, el estado de alarma, también les pilló mientras lo masterizaban, pero podemos decir que la espera ha merecido la pena.

Juancho, Ruly y Ger se han dejado acompañar, por cuarta vez, de Nigel Walker como productor del disco, y se nota que entre ellos están en familia y eso se siente en su música.

El disco está compuesto de 11 canciones, con un sonido muy Sidecars, pero más maduro, y es que se percibe que tras seis discos ya tienen tablas, y sobre todo tienen muchas ganas de escenarios. En principio, comenzarán con una gira de teatros, a la que luego seguirá grandes puestas en escena, y si todo va bien, ojalá podamos verlos en los festivales que siempre les gusta disfrutar en su cartel.

Mundo imperfecto fue la primera canción que sacaron, y fue pura casualidad, no fue una que añadieran por todos estos momentos imperfectos, pero sin querer fue una exquisita casualidad. El segundo single fue La noche en calma, una nana dedicada al nacimiento de la hija de Ger, que recientemente ha sido papá.

Looping star es un reflejo del estilo al que nos tiene acostumbrados la banda. Noches de guardia y Voyeur son mucho más guitarreras y con unas letras bien animadas.

Este disco, para los que lo consiguieron en preventa, viene con una edición especial que contiene un documental en el que hablan de los malos tiempos que pasaron cuando veían que no avanzaban con su música tras romper con su anterior discográfica.

Se han consolidado como grupo, y sólo podemos esperar que de el pistoletazo de salida su próxima gira y mientras disfrutemos de su ruido de fondo.