“Indie-nominación de Origen”. Tercera jornada Sonorama

Durante el tercer día de festival prescindimos de la Plaza del Trigo para acercarnos al Centro Cívico Santa Catalina (un poco alejado del centro). Allí se reunirían Australian Blonde para rendir homenaje a los 90, la Generación X y el sonido que fue antesala del actual indie.

Antes que ellos Chlöe’s Clue nos ofreció un elegante recital no muy común entre tanto indie en castellano, y que agradecimos por su sutileza.

Australian Blonde se hizo corto, con incluso algunos temas nuevos por venir que nos presentaron en directo, para cerrar con ‘Chance’ y la incombustible ‘Chup Chup’.

En la plaza del Trigo habían tocado The Levitans, Rayo, Lunáticos y la sorpresa fue Kitai. En el escenario Charco, Javiera Mena iba a ofrecer un show fantástico también, pero nosotros solo pudimos llegar al recinto al comenzar DePedro, por refugiarnos de la incesante lluvia que cayó de repente.

Jairo nos abrazó con un bonito repertorio de canciones con sabor a mestizaje americano, como ‘Nubes de papel’, ‘Como el viento’ o ‘Déjalo ir’.

Íbamos a ver el atardecer bailando con Fuel Fandango. Nita repartió claveles durante los primeros compases del concierto y lo demás fue un derroche de potencia Salvaje … “Como caballos en la niebla”.

Otro directo potente asegurado eran The Vaccines y la puesta en escena fue muy luminosa con el nombre de la banda en dorado tras ellos. Los londinenses brillaron con ‘If you wanna’ y ‘I always knew’.

A energía sinceramente les ganaban Berri Txarrak, que están dando el resto antes de despedirse de los escenarios. Sonaban como si no hubiera un mañana!

Por desgracia coincidían con Second y pudimos verlos unos minutos antes de desplazarnos al escenario principal.

Second son otros de los apadrinados del Sonorama, que ya han pasado por todos los escenarios. ‘Invierno dulce’ para la calma, y ‘2502’ y ‘Rincón exquisito’ nos llevaron a la culminación de baile con ‘Mira a la gente’.

La siguiente coincidencia era para dividirse también, Love of Lesbian y Vancouvers, grupo de culto del primigenio indie nacional, descargaban su flujo guitarrero como jovenzuelos en el escenario Negrita y allí estuvimos para acompañar a su mítico ‘King Disaster’. Love of Lesbian tienen todas las tablas para mover a un Sonorama y con esta formación de once músicos sus temas sonaron a música celestial.

Otra vez al Negrita para no perdernos a los sevillanos Full, que ya están tan afianzados que montaron la ‘guerra mundial’ en este tercer escenario. Si el día anterior fueron los bombazos de Chimo, el viernes fueron temazos como ‘Quienes somos realmente’ y ‘Distintos’.

La última visita de la noche para nosotros iba a ser a Honolulu con Carlos Sadness, que entre flamencos rosas de neón se llevó a la ‘Isla morenita’ al Sonorama al completo a golpe de ‘Física moderna’ y ‘Que electricidad’.