Y ocurrió así….

Lo de arrasar dos días La Riviera madrileña solo está al alcance de unos cuantos grupos… y uno de los que han conseguido tocar el cielo más absoluto en este sentido ha sido León Benavente la semana pasada. Dos días, dos fechas, dos llenos hasta la bandera, y todos los comentarios, crónicas y críticas que nos han llegado las horas posteriores, concuerdan por completo con lo que nosotros os queremos contar en las próximas líneas. Y es que fue uno de esos directos que pueden pasar a considerarse, desde ya, como CONCIERTAZO.

Ya íbamos en preaviso porque con los dos sold outs desde hacía semanas y el concierto del jueves que ya sabíamos que había sido apoteósico, estábamos convencidos de que la segunda fecha mantendría esa misma línea…y vaya si la siguió.

Mucha expectación ha causado su nuevo trabajo, ‘Vamos a volvernos locos’, publicado el pasado mes de septiembre, después de tres años de su último disco. Pero, más expectación causó la posibilidad de poder verlos en directo en alguna de las dos citas que la banda ofrecía en Madrid.

Antes de meternos de lleno en lo que supuso el directo de ‘los leones’, queríamos mencionar también a la mujer que abrió la noche. Le Parody fue calentando la sala en las primeras horas con esa mezcla entre pop oscuro, folclore y electrónica que la caracteriza.

Y después… Abraham Boba, Eduardo Baos, Luis Rodríguez y César Verdú tomaban posiciones en un escenario cargado de las buenas energías que había dejado la cantante y compositora española. A partir de aquí… apoteosis máximo por un recorrido de dieciocho canciones escogidas a la perfección para que el concierto no perdiera ni un ápice de ritmo y de calidad. Y el público de La Riviera, entregado, agradecido y con ganas de cantar, convirtió aquello en una fiesta musical donde cada uno de los temas que caían eran entonados y coreados con la misma potencia.

Hubo momentos para todos los gustos, espacio para los nuevos temas como “Cuatro monos”, “Amo”, “Como la piedra que flota”, “Volando alto” o “Mano de santo”, donde Boba contó con la colaboración de Miren Iza, componente de Tulsa, con la que grabó el tema para el disco. Espacio también, para los clásicos, con los que el público se metió de lleno en la vorágine que estaban presenciando. Sonaron así, “California” de su proyecto anterior o la mítica “Ánimo, valiente” de su disco de 2013.

Con un pletórico y entregado Abraham Boba, cerraban el show con dos de los mejores temas, que desde mi humilde opinión, tiene la banda, “Ser Brigada” y “Gloria”… y con esto locura final de viernes, alegría total y satisfacción absoluta por poder haber vivido una de las fechas que quedarán grabadas en la historia de la música.

Esto fue, junto, al resto de temas que conformaron el setlits, lo que durante una hora y media nos hizo rozar el cielo…Todo esto, en un escenario lleno de instrumentos (teclados, pedales y sintetizadores) pero con esa sensación de orden y coherencia necesaria para que todo salga bien. Además, la cortina dorada que revestía el espacio nos hacía presagiar, al principio del concierto, que lo que íbamos a presenciar en las próximas horas, sería algo para el recuerdo, algo de lo que se hablaría durante algunas semanas después.

Como imagino que habréis leído más de una crónica sobre estos dos días de música, aprovecho estas líneas para hacer una reflexión sobre el rotundo éxito que ha llevado a los León Benavente a hacer dos sold outs con algunas semanas antes de que llegase el momento de la verdad. Como ya comentaba antes, la publicación de su último trabajo, ha sido un golpe en la mesa de los cuatro veteranos de la música que conforman este proyecto.

Ya habían ganado adeptos con su anterior largo ‘2’ (2016) y su disco debut y homónimo de 2013 y ahora con ‘Vamos a volvernos locos’ han conseguido que nos rindamos a ellos por todo lo que hacen. Y es que hablar de León Benavente es hablar de letras directas, de algunos hits y otras que pasan más desapercibidas, pero todas ellas con una forma muy agradable de llegar a los oídos. Y sus bases, sus ritmos, todos los sonidos que las complementan tan bailables y pegadizos.

No sabría decantarme, únicamente, por uno de sus discos, porque yo soy más de canciones y creo que en los tres hay auténticos temazos, pero sí puedo afirmar que con su último trabajo ha aumentado, su ya numerosa, legión de fans y se han consolidado, mucho más, como una de las bandas referente dentro del panorama indie nacional.

Si no pudisteis asistir a algunos de estos dos conciertos, aprovechamos para dejaros algunas de las próximas fechas de la gira de León Benavente. 

21 de noviembre. Apolo. Barcelona.
30 de noviembre. Valladolid.
5 y 6 de diciembre. Teatro Albéniz. Gijón.
12 de diciembre. Sala Custom. Sevilla.
13 y 14 de diciembre. Círculo del Arte. Toledo.
19 de diciembre. Teatro Colón. A Coruña.
20 de diciembre. Hard Club. Porto (Portugal).
 
Y muchos más para el 2020….
 

Texto: Miriam Notario.

Fotos: Daniel Forés.